El TJUE, resolviendo cuestión prejudicial, entiende que si la empresa ferroviaria deja el libre acceso al tren y un viajero sube con el fin de realizar un trayecto, existe una relación contractual, sin que la posesión de un billete por parte del viajero sea un elemento indispensable para poder considerar que existe un «contrato de transporte», al considerarlo sólo el instrumento que materializa dicho contrato.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumo que estás de acuerdo con ello, pero tienes la opción de desactivarlas si lo deseas. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar