Se atribuye la guarda de un menor a un pariente cercano, en un intrincado proceso presidido por la absoluta falta de entendimiento entre los progenitores, con procesos penales instados por violencia de género y abusos sexuales y obstaculizaciones al régimen de visitas del padre y su familia extensa por parte de la madre.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumo que estás de acuerdo con ello, pero tienes la opción de desactivarlas si lo deseas. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar