La respuesta adecuada a las necesidades y expectativas de las personas, situándolas en el centro de la organización, o la redefinición de los espacios físicos para potenciar la creatividad y mantener la conexión de los equipos son algunas de las «claves» para la adopción «eficaz y sostenible» del modelo híbrido de trabajo, según un estudio elaborado por el Instituto de Innovación Social de Esade, en colaboración con la empresa especializada en servicios de facilities ISS.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumo que estás de acuerdo con ello, pero tienes la opción de desactivarlas si lo deseas. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar