El Tribunal Supremo ha confirmado el amparo concedido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Arganda del Rey (Madrid) que había sido «presionada» por una víctima de violencia de género que no estaba de acuerdo con las resoluciones judiciales dictadas. Los magistrados recuerdan que la libertad de expresión no ampara la «descalificación personal», ni la interferencia en otros procesos judiciales.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumo que estás de acuerdo con ello, pero tienes la opción de desactivarlas si lo deseas. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar