El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) ha comenzado a trabajar en una auditoría para examinar la aplicación y eficacia de la supervisión posterior a los programas de los Estados miembros de la UE que recibieron apoyo financiero tras la crisis de 2008, entre los que se encuentra España, junto con Irlanda, Portugal, Chipre y Grecia.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumo que estás de acuerdo con ello, pero tienes la opción de desactivarlas si lo deseas. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar