La Comisión Europea ha enviado este jueves un ultimátum a las autoridades españolas para que en el plazo de dos meses supriman la obligación que imponen a los contribuyentes no residentes de nombrar en determinados casos un representante fiscal, o llevará el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE, al considerar que contraviene la reglas comunes.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumo que estás de acuerdo con ello, pero tienes la opción de desactivarlas si lo deseas. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar