El Banco de España aboga por extender los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), pero focalizando su diseño para priorizar en empresas viables tras la crisis y realizando un uso «eficiente» de recursos públicos ante el coste de la prórroga de este mecanismo, al tiempo que avisa de que se ralentizará el ritmo de salida de los ERTE de los más de 700.000 trabajadores que permanecen bajo ese paraguas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumo que estás de acuerdo con ello, pero tienes la opción de desactivarlas si lo deseas. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar